Los hermanos Aarón y Raquel Miranda Garcia, serán los homenajeados en el Encuentro “Albacete en Salsa 2020”

El próximo 6 de marzo 2020, será un día especial, ya que en el Palacio de Congresos de Albacete, a las 22:00h, estaremos disfrutando de la gala espectáculo inaugural del 11º Encuentro Internacional de Salsa y Ritmos latinos «Albacete en Salsa 2020». 

Desde nuestra Asociación Cultural «Amigos de Cuba» de Albacete se aprovechará la ocasión para hacer entrega de un merecido Reconocimiento a dos hermanos, bailarines, maestros del baile, y propulsores del amor por los ritmos latinos, bailes de salón y la danza en general en la provincia de Albacete. 

Aarón y Raquel Miranda han sido los dos bailarines y profesores, que para el año 2020 nuestra entidad ha decidido reconocer por su trayectoria profesional, por sus años de experiencia, por participación en 10 ediciones de estos Encuentro de Salsa y Ritmos Latinos, y en especial por su colaboración siempre dispuesta con la asociación cultural Amigos de Cuba de Albacete.

En el caso de Aarón Miranda empezó a bailar ritmos latinos a los 14 años, tras su interés y vocación por la danza española y los ritmos latinos, se matricula primero y cursa estudios en el conservatorio profesional de Albacete, en la especialidad de danza española, y luego cursa estudios superiores de danza, en la especialidad bailes de salón en Alicante. 

Aaron siempre ha ido de la mano de su hermana Raquel, quien desde pequeña ha sido su compañera bailando sevillanas, por todos los escenarios en los que se han presentado y juntos fundaron y lideraron la compañía «Bacharengue» uno de los elencos más destacados de la ciudad, y con el cual fueron merecedores de premios en concursos como: Mejor grupo de salsa de Castilla la Mancha en 2014, y ganadores del 1er lugar en el concurso de salsa grupos, del congreso SalsAlicante 2017. 

Una pareja que han estado presente impartiendo talleres de bailes en varios congresos como Ciudad Real Salsea, Albacete en Salsa, Puertollano Latin Festival, pero también han ejercido de formadores en centros socioculturales de la ciudad, además de colaboradores en galas benéficas y actos, sin dudas activos bailarines, promotores del buen ambiente en este campo de acción.