Nuestro homenaje a José Martí, Héroe Nacional de Cuba a propósito del aniversario 125 de su caída en combate.

A propósito de cumplirse este 19 de mayo, el aniversario 125 de la caída en combate del Héroe Nacional de Cuba, nuestra Asociación cultural «Amigos de Cuba» de Albacete, se suma a homenajear al Apóstol cubano José Martí por obra y su legado:

Martí es “ese misterio que nos acompaña”. ¡Cuánta sabiduría encierra esta frase del poeta Lezama Lima! A propósito de esta fecha queríamos compartir esta serie de curiosidades. Datos poco divulgados o conocidos sobre la vida y obra de ese cubano de talla universal, que hace realidad una de sus propias sentencias: “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

1- Su primer maestro fue Rafael Sixto Casado, joven pedagogo que inició al niño Martí en los caminos del saber y el pensar. Ejerció una fuerte influencia desde los 7 hasta los 12 años.

2- En su extensa obra periodística y literaria, usó varios seudónimos, entre ellos: Orestes, Anáhuac, J. M., M. de Z. y Adelaida Ral, este último lo emplea en la novela Amistad funesta, encargada inicialmente a Adelaida Baralt, quien luego le trasladó dicha misión a Martí.

3- En La Edad de Oro, José Martí le dedicó el poema “Los zapaticos de rosa” a “A mademoiselle Marie”, la niña María Mantilla.

4- En el poema IX, de los Versos sencillos, Martí habla de una “almohadilla de olor” que le regalara María García Granados, “La niña de Guatemala”, obsequio que actualmente atesora la Fragua Martiana.

5- Al parecer, la belleza y erotismo de la dama Carolina Otero, más conocida como “La bella Otero”, inspiraron al Apóstol a escribirle los conocidos versos de “La bailarina española”, luego de asistir a una de las presentaciones de la artista, quien estaba de gira por Nueva York en 1890.

6- Paulina Hernández de Pedroso es considerada “la madre negra de Martí”, pues en ella el Apóstol encontró los cuidados y el amor de una madre, una figura clave dentro de la emigración revolucionaria de cubanos y puertorriqueños en Tampa.

7- El sábado 23 de diciembre de 1893, el dominicano Fernando Figueredo Antúnez se convirtió en el primer niño que dibujó a Martí, durante un viaje en tren que ambos hicieron entre Baldwin y Jacksonville, estado de la Florida.

8- Al morir José Martí en los campos de Dos Ríos, cabalgaba el caballo blanco Baconao, de crin rubia, grande y muy elegante, que José Maceo le había regalado días antes. Baconao fue alcanzado por una bala que le penetró por el vientre y salió por una de las ancas, pero logro llegar a las filas mambisas y fue cuidado y sanado de sus heridas.

9- Martí cayó atravesado por las balas entre dos árboles: un dagame y un fustete, abundantes en terrenos llanos y pedregosos, hoy plantados simbólicamente en el Bosque Martiano de Ariguanabo, en San Antonio de los Baños.

10- El primer entierro de Martí fue en el cementerio del poblado de Remanganaguas, en una fosa común, debajo del cuerpo de un militar español, en contacto directo con la tierra y prácticamente desnudo, despojado de toda su ropa, excepto del pantalón.

Tomado de Alma Mater.

Marcar como favorito enlace permanente.